Roe vs. Wade | "Hace retroceder a Estados Unidos 150 años": las reacciones a favor y en contra de la decisión de la Corte Suprema de revocar el derecho al aborto

El fallo de la Corte Suprema de EE.UU. que revierte el caso Roe vs. Wade sobre el derecho al aborto causó una férrea defensa de los republicanos y duras críticas de los demócratas.

Por Redacción | Publicado hace 1 mes

Es una decisión que ha puesto de manifiesto los polos opuestos de la política de Estados Unidos.

La Corte Suprema anuló la resolución del caso Roe vs. Wade, el cual hasta hoy garantizaba el derecho constitucional al aborto y que estuvo vigente por casi 50 años.

La Corte Suprema de EE.UU. deroga Roe vs. Wade y elimina el derecho constitucional al aborto en todo el país El fallo generó múltiples reacciones en Washington, desde los manifestantes que celebraron con júbilo la decisión, a cientos de mujeres que expresaron su enojo y frustración por perder el derecho a decidir.

Y los líderes demócratas y republicanos tomaron partido.

"La Corte retomó leyes estatales que penalizan el aborto que se remontan a 1800 como fundamento: la Corte literalmente hizo retroceder a Estados Unidos 150 años", dijo el presidente Joe Biden en una declaración desde la Casa Blanca.

Su antecesor, Donald Trump, consideró la decisión "el mayor triunfo por la vida en una generación".

Como ellos, los líderes políticos de ambos partidos se manifestaron.

Las reacciones demócratas
En su discurso, el presidente Biden calificó la decisión como un "trágico error" y aseguró que su gobierno "defenderá este derecho básico".

"Ahora, con el final de Roe, seamos muy claros: la salud y la vida de las mujeres en esta nación estánahora en riesgo", dijo.

"Este es un camino extremo y peligroso al que nos está llevando ahora la Corte", señaló

"Es un día triste para la Corte y para el país", expresó. "La Corte ha hecho lo que nunca antes había hecho. Ha quitado expresamente un derecho constitucional que es tan fundamental para tantas estadounidenses".

Pero señaló que el pueblo estadounidense "todavía puede tener la última palabra", una referencia a las elecciones legislativas de noviembre próximo.

El expresidente Barack Obama fue uno de los primeros en pronunciarse este viernes.

"Hoy, el Tribunal Supremo no solo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más íntimamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses".

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que la resolución del Supremo era un "insulto" y que el Congreso trabajará para revertir la situación: "Es una bofetada a las mujeres por usar su propio juicio, por tomar sus propias decisiones sobre su libertad reproductiva".

La senadora Elizabeth Warren señaló que "seis jueces radicales de la Corte Suprema anularon casi 50 años de precedentes".

"Los políticos republicanos finalmente han impuesto su impopular agenda al resto de Estados Unidos (…) Pero estos extremistas no tendrán la última palabra", escribió en un comunicado.

Las reacciones republicanas
El expresidente Donald Trump, quien nombró a tres de los jueces conservadores que ahora son mayoría en el máximo tribunal, habló de la decisión en una entrevista con Fox News.

Al preguntarle sobre el papel que él desempeñó en la anulación de Roe vs. Wade, el mandatario dijo que "Dios tomó la decisión".

Dijo que la decisión dejará el asunto en manos de los estados, "como debería haber sido siempre".

"Esto es algo que servirá a todos", incluidos los estadounidenses a favor del aborto, según su apreciación.

El exvicepresidente republicano Mike Pence, quien ha sido un destacado activista contra el aborto, expresó su satisfacción y dijo que el derecho al aborto de Estados Unidos ha sido relegado al "montón de cenizas de la historia".

"Esta Corte Suprema ha corregido un error histórico", dijo Pence.

El republicano Mitch McConnell, el líder de la minoría en el Senado, señaló: "Esta es una victoria histórica para la Constitución y para los más vulnerables de nuestra sociedad (...) La decisión es valiente y correcta".

Las reacciones de la gente
Si bien el discurso de los políticos sobre el aborto se ha intensificado en los últimos años, la opinión pública se ha mantenido relativamente estable.

La mayoría de los estadounidenses (62%) le dijeron en 2019 al Pew Research Center, un centro de investigación con sede en Washington DC, que el aborto debería ser legal en todos o en la mayoría de los casos.

Solo el 38% dijo que debería ser ilegal en todos o en la mayoría de los casos. La cadena CBS News reportó cifras similares en 2021: 62% de los encuestados dijo que quería que se mantuviera Roe vs. Wade, y solo el 38% dijo que quería que se derribara.

Frente a la sede de la Corte Suprema, en Washington, grupos a favor y en contra del aborto se manifestaron este viernes bajo la vigilancia de decenas de policías que trataban de impedir que se confrontaran.

Las reacciones encontradas fueron notables cuando se dio a conocer la noticia en la mañana de este viernes.

"¡Somos la generación provida y hemos abolido el aborto!", gritaba un grupo que celebraba la decisión.

Una manifestante por el derecho a decidir, Macy Petty, de 20 años, no pudo contener las lágrimas de tristeza: "Estuve orando para que estos jueces de la Corte Suprema tomaran las acciones correctas", dijo a la BBC.

Kara Anderson, de 22 años y quien se define como conservadora, sostiene que la base de Roe vs. Wade estaba mal.

"La opinión del juez Samuel Alito indica claramente cómo Roe estaba legal y culturalmente equivocada, 'en un curso de colisión con la Constitución desde el día que se decidió'", señala Anderson a la BBC.

"En cuanto a mis creencias personales sobre este tema, me alienta lo que esta decisión significa para la vida humana inocente. Decenas de millones de bebés han sido asesinados legalmente desde 1973, y me emociona ver que esos números disminuyan drásticamente en el futuro".

Fuera de Washington, en una clínica de planificación familiar en Little Rock, Arkansas, los empleados han pasado la mañana llamando a los pacientes para cancelar citas y ayudarlos a hacer citas en diferentes estados, a varias horas de distancia.

La enfermera Ashli Hunt rompió a llorar esta mañana e inmediatamente tuvo que salir corriendo para recuperar el aliento.

"No importa cuánto nos preparemos para las malas noticias, cuando finalmente llegan, golpean fuerte. Es desgarrador tener que llamar a estos pacientes y decirles que Roe vs. Wade fue anulado".

Dice que además de quitar el derecho a elegir de las mujeres, también le están quitando a ella su vocación.

Por otro lado, Tere Haring dice que lleva más de 50 años esperando este momento.

Ella dirige un centro para la atención del embarazo de riesgo en San Antonio, Texas.

"Toda vida humana necesita ser protegida", dijo mientras observaba al presidente Biden hablar sobre la decisión.

"Significa que reconocemos la humanidad de los no nacidos", señaló a Angélica Casas, de la BBC.

En la misma ciudad texana, Beth acudió al Centro de Mujeres Aliadas angustiada por dos razones: la posibilidad de que su hija de 16 años estuviera embarazada y la probabilidad de que no tuviera acceso a un aborto si lo deseaba.

"Durante 50 años pudimos hacer lo que queríamos con nuestros cuerpos y si queríamos tener un bebé o no", dice. "Da miedo saber que mi hija podría no tener esa opción".

La prueba de embarazo resultó negativa: las sospechas probablemente estaban equivocadas, pero optaron por acudir a hacerle a la adolescente un análisis de sangre para confirmarlo.

"Pensar que alguien que hace reglas puede dictar su vida, mi vida, la vida de mi esposo, simplemente no es justo", sostiene.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de Mundo Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios