La joven iraní que se prendió fuego después de que le negaran la entrada a un estadio de fútbol

El caso de la mujer de 29 años ha provocado consternación en el mundo del deporte y nuevas críticas contra las restrictivas normas para las mujeres en Irán.

Por Redacción | Publicado hace 5 dias

La llamaban la "chica azul", en referencia al color de su equipo de fútbol, el Esteghlal de Teherán, y su trágica muerte ha causado gran polémica.

La joven iraní, de 29 años, falleció esta semana en Teherán tras prenderse fuego a las puertas de un tribunal el pasado 2 de septiembre. Iba a ser juzgada por tratar de acceder a un partido de fútbol "disfrazada" de hombre.

Desde la Revolución islámica de 1979, a las mujeres iraníes no se les permite asistir a estos eventos deportivos.

Se trata de una prohibición que no está incluida en ninguna ley o regulación, pero "se aplica de forma implacable", según denuncia la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch.

Desde hace unos años se ha permitido en algunos partidos en Irán una presencia reducida de mujeres, pero siempre muy figurativa y por invitación.

Es habitual, no obstante, que las mujeres intenten colarse en los estadios con gorras, pelucas e incluso barbas postizas, para dar la apariencia masculina, pese al riesgo de ser descubiertas y detenidas por la policía.


Comentarios

Anuncios


Anuncios