Aborto en México: la Suprema Corte despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en un fallo histórico para el país

El máximo tribunal declaró inconstitucional la pena de cárcel para quienes interrumpen voluntariamente su embarazo en Coahuila, pero ello sienta un precedente judicial también para el resto del país.

Por Redacción | Publicado hace 1 semana

Con los hashtags #AbortoLegalMexico y #EsLey, miles de personas en México celebraron este martes la decisión hecha pública por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

En un fallo considerado histórico para el país, el organismo declaró que es inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta por parte de mujeres y personas gestantes.

Los ministros del pleno de la SCJN invalidaron por unanimidad la legislación del estado de Coahuila que impone de uno a tres años de cárcel "a la mujer que voluntariamente practique su aborto o a la persona que le hiciere abortar con el consentimiento".

El fallo solo obliga a Coahuila a modificar su Código Penal al respecto. Por lo tanto, no supone que el aborto sea ahora legal en todo México, ni que la despenalización afecte a todos los estados automáticamente o que estén obligados a cambiar sus legislaciones locales.

Sin embargo, esta decisión de la Corte sí que sienta un precedente judicial para su aplicación en todos los estados mexicanos.

"Al haberse alcanzado una mayoría que supera los ocho votos, las razones de la Corte obligan a todas y todos los jueces de México, tanto federales como locales", subrayó la SCJN en un comunicado.

"A partir de ahora, al resolver casos futuros, deberán considerar que son inconstitucionales las normas penales de las entidades federativas que criminalicen el aborto de manera absoluta", agregó, dejando así la puerta abierta a una posible adaptación de otras legislaciones estatales.

En qué países de América Latina el aborto es legal, está restringido o prohibido Es decir, que si una autoridad estatal pidiera el encarcelamiento de una mujer porque se practicó un aborto de manera voluntaria, los jueces encargados del caso deberán aplicar a partir de ahora el criterio de la SCJN aunque las legislaciones del estado consideren el aborto como un delito.

"Nunca más una mujer ni una persona con capacidad de gestar deberá ser juzgada penalmente. Hoy se destierra la amenaza de prisión y el estigma que pesa sobre las personas que deciden libremente interrumpir su embarazo", sentenció el ministro de la Corte Luis María Aguilar, autor del proyecto.

El presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, aseguró que con este fallo "se inicia una nueva ruta de libertad, de claridad, de dignidad y de respeto a todas las personas gestantes, pero sobre todo a las mujeres".

"El día de hoy es un paso más en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos", afirmó.

Dos días después, la SCJN volvió a pronunciarse al respecto y declaró inconstitucional que se reconozca el derecho a la vida "desde el momento en que un individuo es concebido", tal y como contempla la Constitución de Sinaloa en una de sus disposiciones que quedó así invalidada.

Sin embargo, al haberse adoptado también por mayoría calificada de la Corte, crea de nuevo un criterio obligatorio para los jueces del resto del país, incluso en los estados que contemplan leyes con este tipo de protección y donde una mujer podría ampararse legalmente en caso de ser criminalizada por interrumpir su embarazo.

Diferencias entre estados
Hasta este martes, solo en cuatro de las 32 entidades del país se permite legalmente la interrupción voluntaria del embarazo durante las 12 primeras semanas de gestación sin importar las razones: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.

Cada estado contempla leyes relativas al aborto muy desiguales y diferentes en sus restricciones, lo que hace que mujeres en el país se desplacen para interrumpir su embarazo a otras ciudades como a la capital mexicana.

Hasta ahora, el aborto es legal en todo México solamente cuando el embarazo fue resultado de una violación.

El país reconoce otras siete causales para permitir la interrupción del embarazo, tales como si existe riesgo para la salud y para la vida de la mujer o si el feto presenta malformaciones congénitas graves.

Sin embargo, corresponde a los estados determinar cuáles de estas circunstancias acepta y cuáles no para que se pueda abortar en su territorio sin que sea considerado un delito. Guanajuato y Querétaro son dos de las entidades más restrictivas del país.

En Ciudad de México, desde la aprobación de la ley en 2007 y hasta el pasado 30 de junio, se realizaron 237.643 interrupciones legales del embarazo, según datos de las autoridades capitalinas.

Más de 64.000 usuarias procedían del vecino Estado de México, mientras que cerca de 4.000 llegaron de Puebla, Hidalgo y Morelos.

Años de protestas
En los últimos años, México ha sido escenario de grandes protestas para exigir que el aborto fuera legal en todo el país.

Minutos después de conocerse la decisión de la SCJN, hashtags celebrando el fallo judicial se colocaron este martes en los dos primeros lugares de tendencias de Twitter.

Aunque menos numerosos, también hubo usuarios de redes que se presentan como "provida" que criticaron abiertamente la decisión de los jueces.

Preguntado por este tema horas antes de que se conociera el fallo de la SJCN, el presidente Andrés Manuel López Obrador evitó pronunciarse ante la opinión pública.

"Lo tienen que resolver las mujeres, lo tiene que resolver el pueblo (...). Nosotros hemos actuado, en mi caso como presidente, con prudencia, de manera respetuosa, porque son temas muy controvertidos, polémicos y no queremos nosotros alentar ninguna confrontación", dijo.

"Lo mejor en este caso es que, si ya está en la Suprema Corte de Justicia, pues que ahí se resuelva, si ya lo están tratando, pero no tomar partido, en mi caso, no creo que sea lo más prudente".

¿Abrirá México camino para el aborto en el resto de América Latina?
Por Marcos González Díaz, corresponsal de Mundo News Mundo en México

La decisión de la Suprema Corte llega tras las protestas de los últimos años en México, cada vez más numerosas, a favor de los derechos de las mujeres y del acceso a un aborto legal en toda la nación.

Como era de esperar en uno de los países con mayor número de católicos del mundo, al fallo judicial le siguieron reacciones enfrentadas.

Mientras que Morena —el partido del presidente López Obrador— celebró la noticia y dijo que este es "un día para la historia", el Partido Acción Nacional (PAN) —el segundo con mayor representación en la Cámara de Diputados— subrayó antes de conocer el fallo estar "a favor de la defensa de la vida desde la concepción y hasta la muerte natural".

El pronunciamiento de la SCJN sobre el Código Penal de Coahuila no supone una aplicación inmediata en todo el país, pero sí establece un criterio para los jueces de todo el país y abre el camino a una posible adaptación de otras legislaciones estatales que contemplan el aborto como un delito.

Tras lo ocurrido este martes en México y la legalización del aborto en Argentina a finales del año pasado, está por ver si otros países de América Latina seguirán ese camino.

En la región, además de Argentina, solo Uruguay y Cuba permiten abortar sin condiciones en las primeras semanas de gestación.

Y aunque activistas tienen la esperanza de que los últimos acontecimientos presionen a otros países a dar pasos en esa misma dirección —Ecuador despenalizó el aborto en abril para casos de violación—, su objetivo no parece fácil en una región marcada por la religión y el conservadurismo.

Honduras, por ejemplo, lo demostró el pasado enero cuando su Congreso aprobó reformar la Constitución para blindar la prohibición absoluta del aborto que ya existe en el país, uno de los pocos del mundo donde está prohibido en todos los casos.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de Mundo Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios