Huachicol: cómo funcionan las redes de robo de gasolina en México

En el robo de combustible se ha detectado la participación de carteles de narcotráfico, empresas y empleados de Pemex entre otros. BBC Mundo te cuenta cómo funcionan las redes de robo y tráfico ilegal de combustibles México.

Por Alberto Nájar | Publicado hace 1 semana

Martes a medianoche. La espera para comprar gasolina se ha prolongado por casi dos horas. Entre los automóviles, un joven en bicicleta platica con los conductores.

“En la calle Mar Mediterráneo están surtiendo sin fila. Si quiere lo llevo”, ofrece.

En ese lugar no existe ninguna gasolinera. Los conductores entienden: lo que se ofrece es combustible robado, "huachicol".

La escena ocurre en una colonia de clase media de Ciudad de México, donde en pocas horas cientos de automovilistas llenaron las estaciones de servicio ante el riesgo de que se presente desabasto de gasolina, como ocurre en algunas regiones del país.

Por qué hay escasez de combustible en México y qué tiene que ver AMLO ¿Cuáles son los países con la gasolina más cara y más barata del mundo? Desde hace varios días, en al menos ocho estados existen problemas para abastecer gasolina y diésel, después que con la nueva estrategia contra el robo de combustible se cerraron las válvulas de algunos ductos.

Petróleos Mexicanos (Pemex) afirma que hay suficiente gasolina para atender la demanda, pero como se envía por autotanques o pipas, la distribución es más lenta.

“Hay gasolina suficiente en los centros de acopio del país”, asegura el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para robarse las gasolinas, redes alternas”.

“Sería fácil abrir los ductos y decir: 'Se normalizó ya la situación', pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar, tolerar el robo. Eso no lo vamos a hacer, vamos a resistir todas las presiones que sean”, agregó el mandatario.

En el caso de Ciudad de México, hubo compras nerviosas, lo cual redujo el combustible disponible en las gasolineras.

Por eso la oferta del joven de la bicicleta. La medianoche de ese martes consiguió por lo menos diez clientes.

Los compradores
La venta clandestina de gasolina es cada vez más frecuente en la capital mexicana.


Comentarios

Anuncios


Anuncios