Por qué Bill Gates está en su peor posición en el ranking de multimillonarios de Forbes en 30 años

Por primera vez el magnate no ocupa ni el primer ni el segundo puesto en la lista de las 400 personas más ricas de EE.UU. que compila cada año la revista Forbes.

Por Redacción | Publicado hace 2 semanas

Si tienes 30 años o menos, siempre has visto al cofundador de Microsoft, Bill Gates, en el primer o segundo lugar en el ranking de las 400 personas más ricas de Estados Unidos que publica anualmente la revista estadounidense Forbes.

Pero ese liderazgo parece haber llegado a su fin.

Por primera vez desde 1991, Gates no ocupa el primer lugar ni el segundo en la lista. Este año ocupa "apenas" el cuarto lugar, con una fortuna de US$134.000 millones, detrás del fundador de Amazon, Jeff Bezos; el director general de Tesla, Elon Musk; y el director general de Facebook, Mark Zuckerberg.

Pero, ¿qué explica la caída de Gates en el ranking?

La principal razón es el mercado de valores. Pero eso no es todo.

"Una parte del patrimonio neto de Gates, al menos US$5.700 millones en acciones que cotizan en bolsa, fue para su exesposa Melinda French Gates después de que anunciaron su divorcio en mayo. Si tan solo su matrimonio y fortuna se hubieran mantenido intactos, Gates sería más rico que Zuckerberg, y estaría en el tercer puesto este año ", escribe Forbes.

Bill y Melinda Gates anuncian su divorcio tras 27 años de matrimonio La fortuna de Gates
Según la revista, casi una cuarta parte de la fortuna de Gates proviene de su participación estimada del 1,3% en Microsoft (valorada en US$31.000 millones al 3 de septiembre).

El resto proviene de su firma de inversión, Cascade Investment LLC, junto con otros activos como su vasta propiedad de US$143 millones en Medina, Washington, apodada "Xanadu".

"A través de Cascade, Gates posee una participación mayoritaria en los hoteles Four Seasons, el 14% del concesionario de automóviles AutoNation, participa en la empresa de gestión de residuos Republic Services, el fabricante de tractores Deere & Co., la compañía de trenes Canadian National Railway y mucho más", dice Forbes.

La composición de la fortuna de Gates también ha cambiado significativamente desde 1986, cuando Microsoft pasó a cotizar en la bolsa de valores. En ese momento, poseía el 45% de las acciones de la compañía, valoradas en US$315 millones (US$786 millones en valores actuales).

Sin embargo, al año siguiente, la recuperación de las acciones de Microsoft lo convirtió en el multimillonario más joven del mundo, con un valor estimado de US$1.250 millones a los 31 años.

En 1990, Microsoft registró ingresos superiores a los mil millones de dólares por primera vez, tornándose en el mayor proveedor de software informático en ese momento.

Como resultado del dominio de Microsoft, ya en 1991 Gates saltó del puesto 16 al 2 en el ranking de los estadounidenses más ricos, con un patrimonio neto de US$4.800 millones de dólares. Y en 1992 se convirtió en la persona más rica de EE.UU., con una fortuna estimada en US$6.300 millones.

Después de que Gates renunció como CEO o director ejecutivo de Microsoft en 2000, su patrimonio neto cayó por primera vez, aunque todavía permaneció en el número uno en la lista de los 400 más ricos de Forbes.

Ese año, el precio de las acciones de Microsoft cayó significativamente en medio de la burbuja de empresas de internet, que se defendieron de acusaciones antimonopolio del gobierno de Estados Unidos.

Fue en este momento que Gates transfirió US$20.000 millones en acciones de Microsoft a la Fundación Bill y Melinda Gates que creó con su ahora exesposa en 2000, reduciendo aún más su patrimonio líquido.

"Aunque siguió haciendo importantes donaciones a su fundación, que ahora se ha convertido en la organización filantrópica privada más grande del mundo, Gates continuó siendo la persona más rica de Estados Unidos hasta 2017", dice Forbes.

Durante un breve período en 2008, el viejo amigo de Gates, el inversionista Warren Buffett, incluso lo superó como el poseedor de la mayor riqueza en los Estados Unidos. Pero cuando se publicó la lista de Forbes ese año, Gates ya había recuperado el primer lugar.

De 1994 a 2020, Bill y Melinda Gates donaron US$36.800 millones a la Fundación Gates, principalmente en donaciones de acciones de Microsoft.

No fue sino hasta 2018 que, por primera vez, Gates perdió su liderazgo ante Jeff Bezos, fundador de Amazon.

A fines de 2020, Elon Musk superó a Gates, gracias al impresionante repunte de Tesla en el mercado de valores.

En agosto de este año, Gates fue superado por Zuckerberg por primera vez debido en gran parte a las transferencias de acciones a Melinda.

Forbes, sin embargo, hace una salvedad.

Según la revista, los ranking de multimillonarios son "volátiles".

Prueba de ello fue que, luego de finalizada la lista de los 400 estadounidenses más ricos de este año, las acciones de Facebook registraron una caída sustancial e inesperada debido al apagón en las redes sociales y también a temas relacionados con la salud mental de los adolescentes usuarios de Instagram.



¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios