Club Penguin Online: la plataforma infantil que Disney obligó a cerrar por su contenido racista y sexual

Una investigación de la BBC descubrió que una copia no autorizada del juego Club Penguin, propiedad de Disney, tenía abundante contenido inapropiado y ofensivo para los niños.

Por Joe Tidy | Publicado hace 2 semanas

Mensajes racistas, homófobos, antisemitas y sexuales en una plataforma para niños.

Esas son las razones que han llevado a Disney a solicitar el cierre de copias no autorizadas de su juego Club Penguin, después de que la Mundo descubriera que los niños estaban expuestos a este tipo de mensajes explícitos.

Las visitas al Club Penguin Online dirigido por seguidores aumentaron durante la pandemia de coronavirus, registrando más de un millón de jugadores nuevos.

Qué es el "efecto padres" en la educación y cómo podría marcar a la generación covid-19 Pero los mensajes inapropiados corrían libremente por la plataforma sin que hubiera ningún tipo de filtro ni moderadores.

Después de conocer la investigación de la BBC, Disney dijo que estaba "horrorizado" por el contenido de la página web y solicitó a los administradores el cierre.

De lo contrario, la compañía de entretenimiento amenazaba con emprender acciones legales.

La versión sin licencia del famoso Club Penguin quedó clausurada el pasado viernes por la tarde.

Un hombre involucrado en la gestión de la página web ha sido arrestado bajo sospecha de poseer imágenes indecentes de menores.

Los detectives que llevan el caso afirmaron que el hombre, que vive en Londres, fue puesto en libertad bajo fianza a la espera de nuevas investigaciones.

Página clonada dirigida por fans
Disney's Club Penguin fue una de las primeras redes sociales para niños. Incluía además un juego que se desarrollaba en una isla llena de pingüinos.

Lanzado en 2005, llegó a tener más de 200 millones de jugadores en su apogeo.

Ciberacoso sexual: "Pensaba que mi hijo jugaba a un videojuego inocente pero le enviaban imágenes pornográficas" Aunque cualquiera podía unirse a la página web, la versión original sí tenía filtros de contenido y moderadores humanos para evitar que se compartieran mensajes inapropiados o información personal.

Pero Disney cerró la web en 2017.

Desde entonces, fueron apareciendo páginas web no oficiales que copiaban la versión original y que estaban gestionadas por fans.

Estos servidores privados se lanzaron usando un código fuente robado o copiado, y cualquier niño que busque éstas páginas puede encontrarlas fácilmente.

Club Penguin Online es la principal copia no autorizada de la red social.

Eric McMillan, el hombre que revolucionó los parques infantiles con inventos como la piscina de pelotas Sus propietarios dijeron que su popularidad había incrementado considerablemente durante la pandemia de coronavirus y ahora tiene siete millones de jugadores registrados.

Pingüino sexual
La Mundo creó una cuenta en las versiones en inglés, español y portugués de Club Penguin Online.

Esto es lo que encontró:

Los filtros de contenido diseñados para eliminar el lenguaje ofensivo se habían deshabilitado en varios servidores, lo que permitía publicar palabras groseras, insultos homofóbicos, antisemitas y mensajes racistas. Los moderadores ya no eliminaban el contenido racista. Un jugador invitó a la Mundo a su iglú, que estaba decorado con contenido inapropiado. Los jugadores participaban en "pingüino e-sex", enviando y recibiendo mensajes sexuales explícitos. El juego original de Disney prohibió compartir datos personales, pero los jugadores en este sitio clonado comparten abiertamente los detalles de la cuenta de Snapchat, Instagram y Discord. También se convocó una "reunión" de Zoom, en la que se compartieron abiertamente códigos y contraseñas. Aunque fue imposible verificar la edad de los usuarios, muchos le dijeron a la Mundo que eran adolescentes y que también había niños jugando.

Kaden, de 14 años, le dijo a la Mundo que había áreas del juego donde era seguro operar, pero la mayoría de los jugadores estaban en secciones "para mayores de edad" que están desprotegidas.

Dijo que las conversaciones que había visto le hacían sentirse extremadamente incómodo.

"Cualquier niño puede hacer clic en estas secciones para mayores de edad y ver todas estas cosas inapropiadas", dijo.

Adicción a los videojuegos: "Estuve 7 años jugando a videojuegos en bata y sin salir de casa" "He visto a gente anunciar iglúes de clubes de striptease, he visto a gente pedir proxenetas. Hay muchas palabrotas y me han pedido muchas locuras. Realmente me disuadió de ir a estos sitios”.

El padre de Kaden, Rick, le dijo a la Mundo que no sabía lo que estaba pasando en el juego.

"Estoy sorprendido. Pensé que si mi hijo estaba jugando en Club Penguin entonces estaba a salvo".

Sobre otro Club Penguin de seguidores que llevaba mucho tiempo funcionando, Miranda, un adolescente, dijo que el juego había "pasado de ser familiar y divertido a ser monstruoso".

Guerra Fría
Club Penguin Online es la página web privada más grande de este tipo y utiliza la marca Disney.

Un ex miembro de la platilla le contó a la Mundo que el proyecto había generado alrededor de unos US$11.000 a través de anuncios, mientras que la mayoría del personal eran jóvenes voluntarios no remunerados.

La competencia entre Club Penguin Online y otras versiones no oficiales del juego se había intensificado en los últimos seis meses.

Los jugadores online que se encontraron en persona por primera vez para apoyar a su amigo enfermo después de años de relación virtual Los propietarios del servidor se acusaron mutuamente de piratería y acoso.

Uno dijo que era una comunidad tóxica.

El voluntario de Club Penguin Online afirma que se les animó a realizar ataques contra servidores rivales cuando era menor de edad.

"Descubría y publicaba detalles personales [de los usuarios], como direcciones, su apariencia real o información de su familia. Llevaba a cabo DDoS (un ataque de denegación de servicio distribuido) a otros usuarios y amenazaba personas", dijo.

"Lo que hice fue similar a lo que me sucedió, que afectó a toda mi familia, pero ahora me siento muy mal por eso".

Un miembro actual del personal de Club Penguin Online negó que se animara a los voluntarios a llevar a cabo este tipo de actividad.

Algunos jugadores piensan que la cultura tóxica que existe en algunos de estos servidores gestionados por fans es un problema más amplio del que debería hablarse.

El youtuber de videojuegos Simi Adeshina, conocido en línea como Tamago2474, dijo: "Estos juegos en servidores privados están siendo administrados por personas que no están realmente cualificadas para hacerlo".

Qué datos de nuestros hijos tiene internet y cómo pueden perjudicarles en el futuro "Es bueno tener una comunidad que has construido, pero cuando llegas a un cierto tamaño tienes que tener un grado de profesionalismo", añadió.

Cese y cierre
Disney ha emitido avisos de derechos de autor para todos los juegos de servidores privados, dándoles una fecha límite para cerrar o enfrentarse a acciones legales.

Qué es Yolo, la polémica nueva aplicación para Snapchat acusada de facilitar el bullying En una declaración, dijo: "La seguridad de los niños es una prioridad para Walt Disney Company y estamos horrorizados por las acusaciones de actividad criminal y comportamiento aborrecible en este sitio web no autorizado que está usando ilegalmente la marca y los personajes de Club Penguin para sus propios fines”.

"Seguiremos haciendo cumplir nuestros derechos contra éste y otros usos no autorizados del juego Club Penguin".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de Mundo News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios