El escándalo en Sudáfrica por una maestra que separó a los alumnos "por raza"

Una maestra es suspendida en Sudáfrica tras enviar a un grupo de padres por Whatsapp una foto en la que los alumnos negros y blancos de su clase aparecen separados.

Por Redacción | Publicado hace 5 mess

A simple vista, parecería un salón de clases corriente de cualquier país del mundo.

A cada lado de la mesa, los niños posan alegres para una foto frente a un juego de fichas en su primer día de clase.

En la parte de atrás del salón, otro grupo de niños también sonríe y posa.

El incidente racista por el que Starbucks cerrará todos sus establecimientos en Estados Unidos durante una tarde "No soy una persona racista": las disculpas (no aceptadas) del hombre que atacó verbalmente a una pasajera negra en un vuelo de Ryanair La maestra envió la fotografía al grupo de padres en WhatsApp para comentarles lo bien adaptados que estaban desde el inicio del curso los nuevos alumnos a la escuela.

Pero hay un detalle por el que la foto se volvió viral, generó protestas y llevó a que la maestra fuera suspendida de sus labores en la escuela primaria de Schweizer-Reneke, en el noreste de Sudáfrica.

Los que están atrás, separados del resto, los que apenas se ven, son niños negros.

Los otros, en los que la imagen se enfoca, los que están al frente, son blancos.

Para muchos en esa nación fue un indignante recuerdo del pasado: los tiempos en que los negros en Sudáfrica eran discriminados y separados del resto blanco de la población, los afrikáners.

Entre tanto, las autoridades locales "condenaron contundentemente" el incidente y anunciaron "una investigación" de los hechos.

Una "cuestión de idiomas"
Tras la reacción de los padres, la escuela compartió otra foto de los niños integrados independientemente de la raza, pero ya era muy tarde.

Sello Lehare, el director de educación de la provincia del noroeste, indicó a medios locales que la explicación de la institución fue que "los alumnos estaban separados de acuerdo con los que podían entender el afrikáans y el inglés".

Según explica Milton Nkosi, periodista de la Mundo en Sudáfrica, las diferencias lingüísticas se han utilizado históricamente para excluir a los estudiantes negros en un país donde el racismo aún está profundamente arraigado casi 25 años después del apartheid.

Medios locales informaron que algunos padres blancos retiraron a sus hijos de la escuela por "temores de seguridad".

"Como gobierno, nos gustaría condenar cualquier forma de racismo y lamentamos profundamente este desafortunado incidente que tuvo lugar en nuestro país tras 25 años en la democracia", dijo un portavoz del líder del gobierno local, Job Lekgoro.

Ahora puedes recibir notificaciones de Mundo News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete! ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios