Linda Rottenberg, la "chica loca" de Silicon Valley que se transformó en gurú de emprendedores (y comenzó su carrera en América Latina)

Con estudios en las universidades de Yale y Harvard, iba a ser abogada. Sin embargo, un día tomó la decisión de viajar a Buenos Aires y su vida cambió para siempre.

Por Redacción | Publicado hace 1 semana

Cuando estudiaba Leyes en la Universidad de Yale, se dio cuenta de que no quería ser abogada.

A mediados de los 90, mientras trataba de descubrir qué hacer en la vida, Linda Rottenberg se fue a vivir a Argentina, donde se le ocurrió la idea de trabajar con emprendedores de negocios.

En esa época, estaba despegando la cultura de los emprendimientos digitales en Estados Unidos, pero América Latina todavía no se subía al carro.

Entonces Rottenberg, junto a Peter Kellner, fundaron en Buenos Aires la primera oficina de Endeavor, una organización que apoya e invierte en el crecimiento de startups.

"Conseguí una reunión de 10 minutos con Eduardo Elsztain, un magnate argentino del sector inmobiliario", le cuenta Rottenberg a Mundo Mundo.

La idea era convencerlo de que apoyara la iniciativa.

"Quiero tu tiempo, tu pasión y US$200.000", le dijo. En ese momento el empresario se dio vuelta y le dijo a un colega: "Esta chica está loca".

Salió de la reunión con un cheque en la mano y un apodo que la acompaña hasta hoy.

5 sorprendentes historias de emprendedores que crearon negocios millonarios ¿Se está convirtiendo Toronto en el nuevo "Silicon Valley" de Norteamérica? Con 50 años, la estadounidense sigue al mando de Endeavor, cuya sede central está en Nueva York y opera en ocho países latinoamericanos y 33 mercados en distintas partes del mundo.

En paralelo dirige el fondo de inversión Endeavor Catalyst LP Funds I y II, y participa en los directorios de las firmas ZAYO Group y Olo.

¿Dónde están los nuevos Silicon Valley en el mundo?
Silicon Valley "puede ser replicado en cualquier lugar, desde Buenos Aires a Estambul, o en ciudades de Estados Unidos con ciertas dificultades", explica Rottenberg.

Justamente los dardos de su organización apuntan hacia mercados emergentes, una razón que explica por qué se han expandido en América Latina.

Entre los emprendimientos latinoamericanos que considera exitosos, está la empresa Rappi (conocida coloquialmente como el "Amazon de Colombia"), que en 2018 alcanzó una valoración de US$1.000 millones.

También la argentina Satellogic, que maneja una red de cientos de nanosatélites que generan imágenes de alta resolución a bajo costo, o la mexicana Cornershop, que acaba de ser adquirida por Walmart.

Las 7 empresas tecnológicas de América Latina que rompieron la barrera de los US$1.000 millones en 2018 Therese Tucker, la emprendedora que lo arriesgó todo y se convirtió en una de las mujeres más ricas de Estados Unidos Fuera de América Latina, destaca el caso de Ken Nojoroge y Bolaji Akinboro, fundadores de la empresa Cellulant, un proveedor de pagos digitales que opera en Nigeria y Kenia.

"Decenas de millones de granjeros usan la tecnología blockchain de Cellulant para conectarse con los mercados y eso les ayuda a vender mejor sus productos y a conseguir un precio más justo", explica.

Consejos para los que quieren emprender
La revista Time la incluyó en su lista de los "100 innovadores para el siglo XXI" y su libro "Loco por emprender" entró al ranking de los más vendidos del periódico The New York Times.

En él defiende la idea de darse permiso para ver el mundo de otra manera> "Si no te llaman loco, es porque no estás pensando en grande".

"No todos tienen el estómago para ser emprendedores y muchos no llegan más allá del punto de partida. Pero lo más arriesgado hoy es no tomar riesgos", dice Rottenberg.

Estos son algunos de los consejos que le da a los emprendedores que quieren iniciar un proyecto:

Para de planificar y empieza a ejecutar (no esperes tener todas las respuestas). Toma riesgos inteligentes (avanza paso a paso). Busca al mentor o inversionista que necesitas (y encuentra la mejor la oportunidad para presentarle tu idea). Integra el trabajo y tu vida personal. Esa última lección la tuvo que aprender de golpe. "Siempre pensé que no había que mezclar la vida personal con los negocios", explica. "Y que las mujeres, especialmente, tenían que ser independientes y autosuficientes, no emocionales".

"Cuando mi esposo fue diagnosticado con un tipo raro de cáncer de los huesos, me di cuenta de que debía ser más abierta con mis colegas y decirles por qué necesitaba tiempo libre".

Sus hijas gemelas tenían solo tres años cuando su esposo, Bruce Feiler, se enfermó y Endeavor se encontraba en un punto de inflexión.

Tuvo que tomar distancia, cuenta, "soltar un poco el control y dejar que otra gente tomara vuelo".

Hoy, los 1.400 emprendedores con los que ha trabajado Endeavor generan 650.000 puestos de trabajo y más de US$10.000 millones en retornos anuales.



¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios