Magnus Carlsen: la razón por la que el campeón del mundo de ajedrez no defenderá su título

Carlsen hizo el anuncio durante el lanzamiento de su nuevo podcast "The Magnus Effect".

Por Redacción | Publicado hace 3 semanas

"La conclusión es que no me siento motivado para jugar una partida más".

Eso es lo que dijo este miércoles el campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen para justificar su decisión de no defender su título.

La noticia ha sorprendido dado el impacto que la carrera de Carlsen ha tenido en la popularidad y modernización de un juego con más de 1.500 años de antigüedad..

El joven noruego defendió su título por quinta y última vez en 2021, año en el que sitios para jugar en línea como Chess.com registraron aumentos nunca antes vistos en sus números de usuarios (con un poco de ayuda de la pandemia y de la serie de Netflix "Gambito de Dama").

Con apenas 31 años, Carlsen dijo el miércoles durante el lanzamiento de su nuevo podcast, The Magnus Effect, que tenía "poco que ganar" si continuaba participando en el torneo mundial.

Eso quiere decir, que Carlsen no defenderá su título en 2023 contra el ajedrecista ruso Ian Nepomniachtchi.

"Aunque estoy seguro que una partida sería interesante por razones históricas y todo eso, no estoy inclinado a jugar, y simplemente no jugaré la partida".

Sublevándose al "oligopolio soviético"
Para muchos, la llegada de Carlsen a la cima del mundo del "deporte mental" representó un "jaque mate" a las viejas normas inamovibles que lo caracterizaron durante el siglo XX.

Carlsen no nació en la Unión Soviética o en un país del este de Europa, bastiones del juego durante los años de la Guerra Fría.

Desde 1937, solo dos ajedrecistas más habían logrado imponerse al dominio de la Unión Soviética y sus aliados: el estadounidense Bobby Fischer y el indio Viswanathan Anand.

Pero ninguno de ellos había llegado al nivel de excelencia de Carlsen.

Ni siquiera el ruso Gary Kasparov, el campeón que durante los años 90 se hizo mundialmente famoso por sus duelos contra computadoras.

Además de su genialidad en el tablero, la imagen de Carlsen ha sido utilizada para promocionar relojes de lujo y autos deportivos, así como los productos de la firma de ropa deportiva holandesa G-Star Raw.

Un documental sobre su vida fue transmitido en 56 países y en 2013 su nombre apareció en la revista TIME entre las 100 personas más influyentes del mundo.

Tal ha sido su popularidad que, incluso, apareció en un capítulo de Los Simpsons.

Carlsen y la modernización del ajedrez
"El ajedrez era visto como un deporte de hombres mayores", le dijo a la Mundo Kate Murphy, directora de Play Magnus, una compañía creada por Carlsen para desarrollar una línea de aplicaciones sobre ajedrez.

Pero "Carlsen cambió esa percepción al ganar el título y motivar a más jóvenes a jugar ajedrez", destacó.

Hoy, ninguno de los 10 mejores ajedrecistas del mundo según la Federación Internacional de Ajedrez, sobrepasa los 40 años.

En este aspecto, aparece nuevamente la inevitable comparación con Kasparov, quien obtuvo su primer título a los 22 años.

Pero, según Peter Doggers, uno de los directores de Chess.com, también se empiezan a ver las diferencias entre ambos.

"Kasparov fue un jugador brillante y un perfecto embajador del deporte, pero Magnus Carlsen estuvo en el tiempo y en el lugar indicado para beneficiarse de internet y las redes sociales", comentó.

Una de las aplicaciones de Play Magnus permite retar a versiones virtuales del campeón mundial en diferentes momentos de su vida.

Rivalidad
Inicialmente, cuando su padre comenzó a enseñarle a jugar a los 5 años, Carlsen no demostró un interés especial en el ajedrez.

Pero cuando al fin logró vencer a su hermana, su eterna rival, todo cambió.

"Ganarle a ella era mi principal motivación y en ese proceso el ajedrez me capturó", recordó en una entrevista en 2016.

A los 9 años, Carlsen ya vencía a su papá en partidas y cuando cumplió 13, se convirtió en "gran maestro", el mayor reconocimiento para un jugador junto al título mundial.

Su precoz talento se vio reflejado en el mote que usó la prensa para referirse durante esos primeros años y su meteórica ascendencia: el "Mozart del ajedrez".

Es por esto que el vacío que deja Carlsen al entregar su título mundial será uno difícil de llenar.

Porque aunque Carlsen advirtió que no se retira y que participará en torneos, que "disfruta más" que el campeonato mundial, la ausencia de un nombre tan conocido como el suyo en el deporte puede hacer que algunos lo dejen de seguir.

"No descarto volver en el futuro. Pero tampoco lo daría por sentado tampoco", sentenció Carlsen.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de Mundo Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Comentarios

Anuncios


Anuncios