Inglaterra en Rusia 2018: 4 claves y una anécdota para entender el inesperado éxito del equipo inglés

Varios factores se combinaron para que Inglaterra viva un éxito que no conocía desde hace 28 años. Te contamos las claves del inesperado éxito del joven y solidario equipo británico.

Por Redacción | Publicado hace 4 mess

Entre los favoritos a ganar este Mundial, Inglaterra no aparecía ni en el quinto lugar.

Se sabía que el equipo jugaba bien, pero a Rusia 2018 llegaron con mucho más cartel Alemania, Bélgica, Brasil, España, Francia o Portugal.

Sin embargo, a la hora de la verdad, los ingleses realizaron una campaña prolija que los tiene instalados en semifinales de la Copa del Mundo,

Desde 1990 Inglaterra no llega a esta instancia y ahora está a puertas de la final.

"Francia será el favorito en la final": el veredicto de la Mundo sobre el primer finalista del Mundial de Rusia 2018 ¿El secreto del éxito? Hay varios factores.

Te los contamos a continuación.

1. Jugadores jóvenes
La selección inglesa es la tercera más joven del torneo, solo por encima de Alemania y Nigeria.

Los 23 jugadores ingleses tienen una edad promedio de 25 años y 9 meses.

La mayoría de los jugadores del equipo son de una generación de jugadores que fue formada en las potenciadas divisiones inferiores inglesas, un proyecto con el que los británicos se propusieron volver a ser una selección de peso en el mundo.

¿Puede la inmigración explicar el éxito de Francia, Bélgica e Inglaterra en el Mundial de Rusia? Las razones que explican el extraordinario poder de las canciones futboleras En esta copa comienzan a verse los resultados y los ingleses disfrutan de jugadores como Harry Kane, Dele Alli o Raheem Sterling.

2. Menos cartel, más equipo
Lejos quedó el tiempo en el que David Beckham desembarcaba en la concentración inglesa directamente desde el Real Madrid de los galácticos.

O cuando el equipo era manejado por caudillos de la talla de Steven Gerrard, John Terry y Frank Lampard.

Tampoco en la delantera están hombres consagrados como Wayne Rooney o Michael Owen.

En este torneo todos los jugadores de Inglaterra se desenvuelven en el fútbol local, nadie desembarca desde el Real Madrid o el Barcelona y ninguno (por ahora) tiene el rótulo de súper estrella del fútbol mundial como Cristiano Ronaldo, Neymar o Lionel Messi.

3. El entrenador
Por el chaleco y la corbata, se nota que Gareth Southgate es un seleccionador distinto.

A principios de este año asistió a la final del Super Bowl porque estaba interesado en cómo se trabajaban las jugadas "de pizarra" en ese deporte.

Otro aspecto que le interesó fue cómo las estrellas de la NBA se crean espacios en la cancha ante marcajes asfixiantes.

En su equipo no hay consentidos y más bien se hace énfasis en el espíritu grupal.

Después de la victoria ante Suecia que le valió el pase a la semifinal de este miércoles, se quedó conversando con todo su equipo hasta la madrugada.

Fue entrenador de las divisiones inferiores inglesas entre 2013 y 2016 y desde que asumió la selección mayor acumula 14 victorias, 7 empates y 3 derrotas.

4. La premier League
No solo todos los jugadores de esta selección participan en el torneo inglés. La Premier Legue es el torneo que más jugadores aportó a las semifinales del Mundial.

Además de los 23 británicos, también aparecen 11 belgas, 5 franceses y un croata jugando en esta liga.

Eso representa el 45% del total de los jugadores de los cuatro países que llegaron a las semifinales.

El Tottenham es el equipo que más jugadores aporta, con nueve futbolistas.

La Liga española quedó en segundo lugar muy atrás de la Premier League en esta oportunidad. Apenas tiene a 12 jugadores en las semifinales.

Otro aspecto que se destaca son los entrenadores que dirigen los clubes del torneo inglés.

"Somos muy afortunados de que nuestros jugadores jóvenes estén jugando para (Antonio) Conte, (Jürgen) Klopp, (Jose) Mourinho, (Pep) Guardiola, (Mauricio) Pochettino y Arsene (Wenger), que desarrollaron a muchos jugadores jóvenes", llegó a decir el seleccionador Southgate.

La anécdota
Dos disparos errados persiguen a Gareth Southgate.

Fueron dos penales que erró fatalmente en su etapa como futbolista.

El primero en 1992 condenó al descenso en el Crystal Palace, donde jugaba en ese entonces.

El otro dejó afuera a Inglaterra en las semifinales de la Euro 1996 en la que eran locales. Fue nada menos que ante Alemania y en un partido que los ingleses merecieron ganar.

Fue el único en toda la definición que erró su tiro (la tanda terminó 6-5 a favor de los alemanes).

Ese penal lo marcó a tal nivel que durante años los hinchas le recordaron esa falla en los estadios que visitaba.

Incluso llegó a hacer una publicidad para la cadena Pizza Hut en la que él mismo se burlaba del incidente.

En los octavos de final contra Colombia le tocó volver a enfrentarse con una definición en penales.

Sin embargo, sus jugadores llevaban meses ensayando esos disparos de manera obsesiva por instrucción suya y superaron a los colombianos.

Después de esta semifinal, es muy posible que Southgate ya no será recordado más como el hombre que falló un penal.

Ahora puedes recibir notificaciones de Mundo News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


Comentarios

Anuncios


Anuncios